Quizá tus riñones necesitan… KEFIR

Sistema Inmune
Melissa
14/12/2022

Blog

Quizá tus riñones necesitan… KEFIR
Sistema Inmune
Melissa
14/12/2022

Los cálculos renales (o piedras en los riñones) son pequeños depósitos endurecidos que se forman en los riñones y suelen doler al ser expulsados.

Los cálculos renales son depósitos sólidos de minerales y sales ácidas que se agrupan en la orina concentrada. Pueden ser dolorosos cuando pasan por el tracto urinario, pero no suelen ocasionar daños permanentes.

El síntoma más común es el dolor agudo, generalmente en el lateral del abdomen, que suele estar acompañado de náuseas.

Los tratamientos incluyen el uso de analgésicos y beber mucha cantidad de agua para ayudar a la eliminación del cálculo. Es posible que se necesiten procedimientos médicos para eliminar o desintegrar los cálculos de mayor tamaño, pero éstos procedimientos nunca abordan el porqué se forman.

Normalmente estos cálculos o piedras en los riñones están formados por una gran cantidad de oxalato de calcio.

Bacteria que ayuda a degradar el oxalato

Hay una bacteria que se encuentra naturalmente en el tracto digestivo, Oxalobacter formigenes (O. formigenes) , que se ha demostrado que degrada el oxalato, evitando así los cálculos renales. Sus niveles varían según la acidez intestinal y las sales, y en algunos individuos, no se puede detectar. Esta bacteria es también muy susceptible a los antibióticos de uso común. En un estudio, los voluntarios adultos que ingirieron una dosis de O. formigenes tuvieron una concentración reducida de oxalato en la orina . (1)

Si bien no se sabe si la bacteria O. formigenes se encuentra en alimentos fermentados, otro estudio demostró que las cepas de bacterias en los alimentos fermentados podrían ser muy efectivas para reducir las concentraciones de oxalato. En otro estudio de cuatro semanas seis pacientes con mayores riesgos de cálculos renales recibieron diariamente los siguientes probioticos: L. acidophilus , L. plantarum , L. brevis , S. thermophilus y B. infantis, (todas estas bacterias se encuentran en alimentos fermentados como el KEFIR, SAUERKRAUT y KOMBUCHA) y el resultado de éste estudio fue muy satisfactorio, ya que mostraron una gran reducción de oxalatos en los seis pacientes y por consecuencia un menor riesgo de formación de cálculos renales. (2)

Otro estudio, realizado por la California Dairy Research Foundation y Dairy and Food Culture Technologies, obtuvo resultados similares en un estudio en diez personas donde concluyeron lo siguiente: “La manipulación de la flora gastrointestinal (GI) puede influir en la excreción urinaria de oxalato para reducir los niveles de sobresaturación urinaria. Estos cambios podrían tener un efecto saludable en las tasas de formación de cálculos. Se necesitarán más estudios para establecer el régimen de dosificación óptimo”. (3) Fuentes:

(1) Duncan et al., “Oxalobacter formigenes and Its Potential Role in Human Health,” Applied and Environmental Microbiology 68, no. 8 (August 2002): 3841-7.

(2) Campieri et al., “Reduction of Oxaluria after an Oral Course of Lactic Acid Bacteria at High Concentration,” Kidney International 60, no. 3 (September 2001): 1097-105.

(3) J.C. Lieskie et al., “Use of a Probiotic to Decrease Enteric Hyperoxaluria,” Kidney International 68, no. 3 (September 2005): 1244-9.

Los cálculos renales (o piedras en los riñones) son pequeños depósitos endurecidos que se forman en los riñones y suelen doler al ser expulsados.

Los cálculos renales son depósitos sólidos de minerales y sales ácidas que se agrupan en la orina concentrada. Pueden ser dolorosos cuando pasan por el tracto urinario, pero no suelen ocasionar daños permanentes.

El síntoma más común es el dolor agudo, generalmente en el lateral del abdomen, que suele estar acompañado de náuseas.

Los tratamientos incluyen el uso de analgésicos y beber mucha cantidad de agua para ayudar a la eliminación del cálculo. Es posible que se necesiten procedimientos médicos para eliminar o desintegrar los cálculos de mayor tamaño, pero éstos procedimientos nunca abordan el porqué se forman.

Normalmente estos cálculos o piedras en los riñones están formados por una gran cantidad de oxalato de calcio.

Bacteria que ayuda a degradar el oxalato

Hay una bacteria que se encuentra naturalmente en el tracto digestivo, Oxalobacter formigenes (O. formigenes) , que se ha demostrado que degrada el oxalato, evitando así los cálculos renales. Sus niveles varían según la acidez intestinal y las sales, y en algunos individuos, no se puede detectar. Esta bacteria es también muy susceptible a los antibióticos de uso común. En un estudio, los voluntarios adultos que ingirieron una dosis de O. formigenes tuvieron una concentración reducida de oxalato en la orina . (1)

Si bien no se sabe si la bacteria O. formigenes se encuentra en alimentos fermentados, otro estudio demostró que las cepas de bacterias en los alimentos fermentados podrían ser muy efectivas para reducir las concentraciones de oxalato. En otro estudio de cuatro semanas seis pacientes con mayores riesgos de cálculos renales recibieron diariamente los siguientes probioticos: L. acidophilus , L. plantarum , L. brevis , S. thermophilus y B. infantis, (todas estas bacterias se encuentran en alimentos fermentados como el KEFIR, SAUERKRAUT y KOMBUCHA) y el resultado de éste estudio fue muy satisfactorio, ya que mostraron una gran reducción de oxalatos en los seis pacientes y por consecuencia un menor riesgo de formación de cálculos renales. (2)

Otro estudio, realizado por la California Dairy Research Foundation y Dairy and Food Culture Technologies, obtuvo resultados similares en un estudio en diez personas donde concluyeron lo siguiente: “La manipulación de la flora gastrointestinal (GI) puede influir en la excreción urinaria de oxalato para reducir los niveles de sobresaturación urinaria. Estos cambios podrían tener un efecto saludable en las tasas de formación de cálculos. Se necesitarán más estudios para establecer el régimen de dosificación óptimo”. (3) Fuentes:

(1) Duncan et al., “Oxalobacter formigenes and Its Potential Role in Human Health,” Applied and Environmental Microbiology 68, no. 8 (August 2002): 3841-7.

(2) Campieri et al., “Reduction of Oxaluria after an Oral Course of Lactic Acid Bacteria at High Concentration,” Kidney International 60, no. 3 (September 2001): 1097-105.

(3) J.C. Lieskie et al., “Use of a Probiotic to Decrease Enteric Hyperoxaluria,” Kidney International 68, no. 3 (September 2005): 1244-9.

Melissa
14/12/2022
Melissa
14/12/2022

Compártelo:

¿Dudas?

Si tienes alguna duda sobre nuestros productos, proceso de elaboración, envíos o cualquier otra cosa, por favor ponte en contacto con nosotros para asistirte.

Si tienes alguna duda sobre nuestros productos, proceso de elaboración, envíos o cualquier otra cosa, por favor ponte en contacto con nosotros para asistirte.

Los vídeos, articulos o recetas de este canal son solo informativos y divulgativos. De ningún modo pretenden sustituir el consejo médico directo. Si tienes o crees tener algún síntoma, signo o enfermedad descripto en estos vídeos, siempre debes consultar a tu médico de referencia. Nada puede sustituir la relación directa médico-paciente

Únete a nuestra lista de correo y no te pierdas nuestras promociones.

Servicio al Cliente:

Únete a nuestra lista de correo y no te pierdas nuestras promociones.

Servicio al Cliente:
Fermented Freedom © 2024
Fermented Freedom © 2024